Proyección de la mujer trabajadora

Hoy en día, la mujer no solo quiere trabajar sino que la mayoría de nosotras desea proyectarse profesionalmente, ya sea dentro de una empresa o como independiente de acuerdo al tipo de formación y el factor más importante la motivación. Encontré una investigación sobre el desarrollo profesional de la mujer donde se menciona que las mujeres somos muy capaces para puestos de trabajo Directivos, tenemos todo lo que se requiere en cuanto a planificación, coordinación, gestión y control. Sin embargo, en la sociedad actual aún existe un recelo y una desconfianza hacia la mujer para este ámbito directivo, puesto que nos juegan en contra una serie de factores que impiden o retrasan el desarrollo profesional:

  1. Cultura masculina en las empresas.
  2. Responsabilidades familiares, afecta en horarios y la disponibilidad de tiempo.
  3. Autocrítica, muchas mujeres temen no desarrollar bien el puesto de trabajo.
  4. Desconfianza e inseguridad, por la constante demostración de valía profesional

La investigación concluye que el desarrollo profesional se basa en la mayor o menor cantidad de tiempo que una mujer puede tener para dedicarse a su carrera. La mujer profesional debe trabajar día a día para demostrar que es la persona correcta para el puesto de trabajo asignado, debiendo muchas veces elegir entre formar una familia o desarrollarse profesionalmente. En la sociedad se asocia a la mujer en el rol de madre y organizadora de la casa, entonces luego una larga jornada laboral ¿quién no ha continuado las labores de la casa? La liberación de la mujer ha significado trabajar dentro y fuera de la casa.